bienestar psicológico y salud

Bienestar Psicológico y Salud

Iris Fernández

Desde hace mucho tiempo se relacionaba al bienestar psicológico con estar bien económica y físicamente, sin embargo hoy en día sabemos que este término es mucho más amplio.

Pero, ¿sabemos que es realmente el Bienestar Psicológico?

 

Qué es Bienestar Psicológico?

El concepto de Bienestar Psicológico surgió en Estados Unidos y se fue precisando a partir del desarrollo de sociedades industrializadas y del interés por las condiciones de vida. Inicialmente, se asociaba el sentirse bien con la apariencia física, la inteligencia o el aspecto económico, pero actualmente, como resultado de diversas investigaciones se conoce que el Bienestar Psicológico no sólo se relaciona con éstas variables sino también con prácticas saludables y subjetividad personal.

 

En términos generales, el bienestar psicológico es un concepto amplio que incluye dimensiones sociales, subjetivas y psicológicas, así como comportamientos relacionados con la salud en general que llevan a las personas a funcionar de un modo positivo. Está relacionado con cómo se afrontan los retos diarios, ideando modos de manejarlos, aprendiendo de ellos y profundizando en la sensación de sentido de la vida.

 

Actualmente, el Bienestar Psicológico se define como el desarrollo de las capacidades y el crecimiento personal, donde el individuo muestra indicadores de funcionamiento positivo, por lo que dicho bienestar puede considerarse el precursor de los actuales modelos de Psicología Positiva.

 

Por otra parte, la Psicología Positiva define los contornos del bienestar humano potenciando elementos positivos (fortalezas y emociones positivas).

 

Desde esta perspectiva se propone que el bienestar es consecuencia de un funcionamiento psicológico pleno a partir del cual la persona desarrolla todo su potencial. De este modo, el bienestar tiene un papel clave en la prevención y recuperación de condiciones físicas.

 

En definitiva, lo que aquí se expone converge en una idea general:

 

El bienestar psicológico puede tener un importante efecto en términos de salud, puesto que parece tener un papel clave en la prevención y en la recuperación de condiciones físicas. Así, la promoción del bienestar se convierte por tanto en un objetivo deseable a nivel social.

 

Mantener y aumentar el bienestar es una meta importante. Este elemento es crucial en personas de terminadas edades pero también, independientemente de la edad, en otros tramos en los cuales a menudo el mantenimiento del bienestar se ve relegado a un segundo plano por efecto de una sobrevaloración de ciertas metas profesionales o de otro tipo.

Iris Fernández

Psicóloga sanitaria